DCIM100GOPRO

 

En  la trayectoria artística del lanzaroteño Fernando Robayna  figuran algunas exposiciones de sala, pero el grueso de su práctica artística  la ha realizado sobre muros, peñascos, coches abandonados y todo tipo de mobiliario urbano, en plena libertad de autoproducción y desde la mas básica necesidad de expresión plástica. Ahora su pintura regresa a la sala de exposiciones con su propuesta #Workinprogress, que se podrá ver en la –SAC- del Parque La Granja, en Santa Cruz de Tenerife,  desde el 27 de febrero al 17 de abril.

 

La lucha del autor contra sí mismo, el uso de seudónimos, la dualidad de puntos de vista y perspectivas artísticas en una misma persona, la identidad, son algunos de los muchos temas e interrogantes que Fernando Robayna pone en práctica como artista multidisciplinar, actividad que va desde el dibujo digital hasta la animación, pasando por la pintura y las intervenciones en el espacio expositivo, o su faceta musical. Fernando Robayna es músico, curtido como compositor, guitarrista y cantante,  formando parte del grupo de punk-rock lanzaroteño Cumbia Ebria, que mezcla el rock alternativo con los ritmos latinos.
Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de La Laguna (2003), Fernando Robayna ha participado en diversas muestras colectivas e individuales en Madrid, Barcelona, Segovia, Tenerife y Lanzarote; además de  estar becado en distintas ocasiones y ganar varios premios en el campo de la pintura y el diseño. Para defender su libertad  expresiva, el artista se dedicó desde el principio al pluriempleo,  ejerciendo de profesor, animador, monitor, manager cultural, ilustrador y maquetador de libros, diseñador web, barman, escenógrafo, director de marketing y un largo etcétera.

 

#Workinprogress es el retorno de Fernando Robayna al formato tradicional,  óleo sobre lienzo.Es él quien retorna a la pintura adjudicándosela por asalto y poniéndola a sus pies para transitar sobre ella rumbo a nuevos horizontes. Como su grupo musical Cumbia Ebria, estos cuadros son hitos de un work in progress, que no es otro que él mismo como persona. Valga mencionar sus comentarios en WhatsApp mientras pinta uno de ellos: “Voy a pelearme con ella (la piña)… por momentos parece que voy a caer al suelo KO…A veces los cuadros se vuelven contra uno mismo… parece que no sabes por donde cogerlos… pero simplemente es… miedo…miedo que hay que superar”.

 

Fernando Robayna comenta ante su nueva exposición que “si algo he aprendido con respecto a la pintura y al arte en general, es que no puede uno tomárselo como fin en si mismo, a riesgo de tornarnos esclavos de la forma. Eso determina que el arte sea en la vida un accesorio emancipador o un yugo homicida. Mientras sirva para doblegar el miedo, hacernos más intrépidos y descubrir el verdadero propósito estamos en el buen camino”.

 

En #Workinprogress vuelve a retomar la pintura  realizando la obra en varios tiempos. Algunos de los cuadros fueron pintados hace cuatro años, otros hace dos,  otros hace días, mientras que algunos se quedarán en el estudio por estar en el proceso, comenta Robayna.  El título de la exposición quiere reflejar que aquello que se expondrá, no es más que un paréntesis en el transcurso creativo que ahora aborda después de estar años paralizado, por no tener ánimo para la pintura. “Me había desvinculado totalmente de ella, no me interesaba ni el circuito, ni lo que en ella se mueve. Creo que era falta de interés por lo que puede generar una exposición. Encontraba mucha más retroalimentación en los escenarios que en las salas”.

 

Retoma la pintura por el simple hecho de pintar. Por el gusto de hacerlo. “Al volver al estudio me encuentro con ese momento genial que es la creación. Ver como se va generando la obra, como vas progresando en la técnica, como coges confianza y el pincel se suelta… y esa cura de humildad cuando entras a las redes sociales y ves los pequeños genios que hay dispersos por todo el planeta. Alumnos, profesionales, amateurs, cuelgan y comparten sus trabajos y eso es genial”.

 

El proyecto expositivo está separado en dos vertientes, pero con el mismo concepto. Todos los objetos presentados están aislados; retratos de personas, bodegones, secuencias; son cuadros independientes los unos del los otros, pero con un hilo conductor que quizás sea ese propio aislamiento. Un aislamiento que no refleja asfixia, pues impera el color y la luz.

 

Fernando Robayna, licenciado en Bellas Artes por la Universidad de La Laguna (2003), realiza incursiones en la pintura, el diseño gráfico, la música, el desarrollo web, la gestión cultural y las intervenciones en el espacio público.  En el 2001 es becado por la firma Talen´s y por la Beca de Pintores Pensionados de “El Paular”. También ha ganado varios premios en el campo de pintura y diseño, entre ellos el Premio de pintura del Certamen “Puerto de Arrecife 2005”, el cartel “Fiestas de San Gines 2005”, el concurso “Siglo XXI: Una nueva ética 2008” y “Puerto del Arrecife 2008″.

 

Colabora en exposiciones colectivas en Berlín, Dakar, Lisboa, Madrid, Barcelona, Segovia, Tenerife y Lanzarote, y otras de índole individual, en Lanzarote y Tenerife. Su última exposición individual se realizó en el CIC El Almacén (Lanzarote.2008/09).Dentro del campo de la gestión cultural diseñó las actividades del evento ARTSENAL, organizado por el CIC El Almacén. Durante el 2007, 2009 y 2011 ha sido coordinador de la “Bienal Off de Lanzarote” organizada por los CACT de Lanzarote Actualmente, es responsable de la empresa de marketing y publicidad 28 Grados Estudio.